Como ya sabéis, en Cakelandia contamos con nuestra línea de repostería Cakelandia Green, creada para todos aquellos que no quieren o no pueden tomar determinados alimentos. Elegir una alternativa saludable a los productos que nos sientan mal es importante. Especialmente porque la falta de algunos de ellos pueden provocar un desequilibrio en el aporte de nutrientes que no deseamos. Hoy queremos hablarte de esos sustitutos nutricionales con los que a tu organismo no le faltará de nada.

¿Alergias antes de nacer?

Vemos cómo aumenta el número de personas con alergias o intolerancias a determinados alimentos. Esto se debe, en gran parte, a los cambios de hábitos de vida que afectan a nuestro sistema inmunológico. Otras fuentes advierten de que la calidad de los alimentos es inferior. Es complicado saber en qué porcentaje es verdad una cosa y otra; sin embargo, es una realidad el hecho de que cada vez hay más alérgicos e intolerantes a distintos alimentos. Por si fuera poco, recientemente ha salido a la luz un estudio que ha descubierto que existen alérgenos en el líquido amniótico. Eso explicaría las alergias que desarrollan los bebés a ciertos alimentos incluso antes de haberlos ingerido.

Nuestro interés como repostería artesana es que conozcas nuestro compromiso con este segmento de la población. Nuestra chef, Natalia, investiga continuamente alternativas a los productos que causan alergias. Es cierto que varios de ellos no son fáciles de encontrar en el mercado. Pero hoy queremos ofrecerte sustitutos nutricionales para que tus recetas no pierdan sabor ni tu dieta sea deficitaria en ningún nutriente. ¡Vamos con ello!

Gluten: proteínas polémicas

El gluten es un conjunto de proteínas que se encuentran, fundamentalmente, en el trigo. También lo podemos encontrar en otros cereales (avena, cebada, etcétera). Es el responsable de la elasticidad de las masas hechas con harina; esto permite, junto con la fermentación, que el pan obtenga volumen. También aporta elasticidad y esponjosidad a todas las masas horneadas.

Sin embargo, el gluten es uno de los alimentos que por intolerancia genética están totalmente excluidos de la dieta para gran parte de la población; son los llamados celiacos. Por otro lado, encontramos también un creciente porcentaje de la población que, sin ser celiacos, desarrollan sensibilidad intestinal al gluten, incluso ya en edades adultas. Por tanto, es importante buscar sustitutos nutricionales para esta proteína.

Alternativas al gluten

Existen numerosas harinas con distintos usos para sustituir al gluten: harina de maíz (una de las más frecuentes), de arroz, de soja, de tapioca, de sarraceno, de amaranto, de teff… Muchas son igualmente ricas en proteínas. Eso sí, necesitarás un aglutinante que ayude a “pegar” los ingredientes para conseguir masas similares a las que llevan gluten, sin que éstas, tras el horneado, se desmigajen. La goma xántana, la goma guar, o la chía son algunos de estos productos indispensables. En Cakelandia Green sabemos cómo tratarlos para que el resultado final sea perfecto; la veteranía es un grado, pero es cuestión de ir probando hasta que des con tu fórmula perfecta. De momento, aquí tienes unos consejillos para elaborar un pan sin gluten que se parezca al pan de siempre.

Otras proteínas vegetales

Al margen de tener alternativas al gluten para cocinar, no olvides estos alimentos que sustituirán perfectamente, en tu dieta, al gluten:

  1. Semillas de chía
  2. Soja
  3. Tofu y Tempeh
  4. Quinoa
  5. Legumbres
  6. Amaranto
  7. Guisantes…

Leche: muy difícil de digerir

Al margen de otras consideraciones, la leche de vaca es, en esencia, un alimento duro para los estómagos. No hablamos ya de los alérgicos a la proteína de la lecha (niños en su mayoría), sino de un gran porcentaje de la población adulta que tiene serios problemas para digerir el ázucar que la misma contiene, también conocida como lactosa.

La realidad es que, al finalizar en la niñez la etapa lactante natural del humano, nuestro organismo adulto comienza a disminuir la producción de lactasa, una enzima importante en el proceso de descomposición de la lactosa o azúcar de la leche. Es por esto que al disponer nuestro organismo de menos herramientas para la descomposición de este elemento presente en la leche, ésta puede llegar a convertirse en indigesta.

A la hora de sustituir la leche en las recetas, es mucho más sencillo incluso que con el gluten. El gluten es un aglutinante (espesante) y necesitábamos un producto que se comportase de manera parecida en el horno, por ejemplo. Pero la leche es un humectante, por lo que bastará con encontrar alternativas vegetales.

Alternativas a la leche

Seguro que a estas alturas ya conoces infinidad de bebidas hechas con productos vegetales que te servirán perfectamente para cualquier receta. Es importante que encuentres la que más vaya con tu paladar… ya sea leche de soja, leche de almendras, leche de quiona, leche de cáñamo… y alguna de las muchas otras variedades que podemos tanto comprar en herbolarios y grandes superficies, como preparar en casa.

También puedes utilizar la leche de coco para tus recetas: aporta un aroma increíble y, además, es muy espesante (para cuando te haga falta), pero debes tener en cuenta que tiene mucha más grasa que las demás alternativas que te hemos nombrado anteriormente.

Los sustitutos nutricionales de la leche son, en definitiva, los mismos que los del gluten: buscamos sustituir proteínas animales por vegetales.

Y la mantequilla, ¿qué?

La mantequilla es un lácteo muy utilizado en repostería, por ejemplo. Por suerte, en este caso contamos con sustitutos nutricionales mucho más sanos y que, en las recetas, se comportan igual de bien. Los aceites vegetales (oliva, girasol, etcétera) sustituyen perfectamente a la mantequilla.

Azúcar: prohibido para diabéticos

Aunque el azúcar es un alimento que los diabéticos no pueden consumir, cada vez son más las personas que la eliminan de su dieta. La principal razón es que es un alimento que dispara la actividad del páncreas, y eso se traduce en ataques repentinos de hambre. Por lo tanto, y no solo en dietas de adelgazamiento, la gente prescinde cada vez más de él. De todas formas, y a modo de inciso, permitidme que os haga una pequeña reflexión: si vais a consumir azúcar, que sea integral. El azúcar refinada es altamente perjudicial.

Alternativas al azúcar

En este caso no necesitamos sustitutos nutricionales del azúcar, puesto que esta se encuentra de manera natural en muchos alimentos y no precisamos más que una pequeña cantidad. Pero a la hora de elaborar postres, es interesante conocer las opciones que tenemos.

  1. Azúcar de coco. Tiene un poder endulzante muy bajo, pero contiene un buen número de nutrientes muy interesantes y su índice glucémico es bajo en comparación con el del azúcar refinado (esto es, no nos provocará ataques de hambre).
  2. Stevia. Su altísimo poder endulzante la convierte en una de las mejores alternativas. Tiene un regusto, eso sí, que no complace a todos los paladares, pero unas gotas de stevia son todo lo que necesitamos para endulzar una ración de cualquier postre.
  3. Sirope de ágave. Este edulcorante proviene de una planta del mismo nombre. Su textura y gusto son muy agradables, y lo podemos utilizar, por ejemplo, para endulzar unas tortitas veganas.
  4. Melaza de arroz. Tiene una textura y un sabor muy similares al sirope de ágave, aunque es más complicado de encontrar que aquel. Existen muchas otras melazas con las que podrás endulzar tus recetas: de cebada, de maíz…

Frutos secos: ricos en fibra y en grasas “buenas”

Aunque los frutos secos se pueden eliminar de una receta, la cuestión es que sus nutrientes no nos falten. Ricos en minerales, fibra y ácidos grasos esenciales, si se nos declara una alergia a cualquier fruto seco hay que buscar un plan B.

Es importante, pues, consumir legumbres, cereales integrales, frutas y verduras, aceite de oliva y pescado azul (estos dos últimos, para suplir una posible carencia de omega 3).

Lo más importante: hay alternativas deliciosas para ti

En Cakelandia Green llevamos años endulzando la vida de quienes, por convicción o por necesidad, prescinden de alimentos como estos. Sabemos elaborar los mejores postres para que no te falte ese toque especial. Sabemos cómo utilizar todos esos sustitutos nutricionales de los que hoy te hemos hablado para que, sobre tu mesa, aparezca la tarta más deliciosa que hayas podido imaginar.

Compruébalo: no te decepcionaremos. Ponte en contacto con nosotros.